Hablemos de Confianza

Soluciones táctiles y pantallas interactivas

Comercial Cuatro

¿Qué son las pizarras interactivas?

Las clásicas pizarras blancas, habituales en aulas y salas de reuniones, han sido la opción convencional y práctica para presentaciones y exposiciones, usualmente acompañadas de proyectores para compartir contenido.

Aunque aún presentes en algunos entornos, cada vez más personas están dejando atrás el engorroso equipo de proyección y pizarra estándar, optando por soluciones de visualización interactiva más avanzadas.

Las pizarras blancas han tratado de adaptarse al cambio, con el surgimiento de pizarras interactivas con pantalla táctil y propuestas más innovadoras, prolongando así la vida útil de los proyectores. Sin embargo, en años recientes, con la aparición de soluciones portátiles de pantallas interactivas que facilitan la comunicación global y la colaboración en tiempo real, el declive de las pizarras tradicionales es inevitable.

Pizarras vs. Pantalla interactiva

Las pizarras digitales interactivas pueden resultar problemáticas para los usuarios en su día a día;

Claridad – La calidad de la imagen depende de varios factores como la luz y la limpieza. ¿Te ha pasado que en una habitación oscura la pantalla se ve borrosa?

Limpieza – Necesitan ser limpiadas constantemente y pueden deteriorarse rápidamente.

Costo – Aunque parezcan económicas al principio, los gastos de reemplazo pueden ser altos.

Facilidad de uso – Requieren calibración regular y pueden generar sombras que dificultan la visión.

Aunque la tecnología siempre puede fallar, simplificar la experiencia del usuario es crucial.

Ventajas de las pantallas interactivas

“Por otro lado, las pantallas interactivas son una verdadera revolución:

  1. Limpieza sin complicaciones: Olvídate de las piezas mecánicas expuestas. Con solo un paño para quitar manchas, mantienes la pantalla siempre impecable y lista para brillar.

  2. Tecnología LED: Sin lámparas que reemplazar, lo que significa menos costos y un brillo constante. Con una duración de hasta 50,000 horas, las pantallas LED superan con creces a las costosas bombillas tradicionales.

  3. Visibilidad sin límites: Experimenta una claridad y enfoque incomparables con ángulos de visión de 178 grados. Esto significa que todos, sin importar dónde estén en la sala, pueden disfrutar del contenido sin necesidad de cerrar persianas o trabajar a oscuras.

  4. Diversión garantizada: Con una sala bien iluminada y una visibilidad nítida, la participación se dispara. Imagina colaborar en tiempo real en presentaciones o reuniones. ¡Es una experiencia que cautiva a estudiantes y espectadores por igual!